Diego Gutiérrez en el séptimo sapukái

Luego continuó con un repertorio variado en el que,  en 20 minutos,  interpretó los temas  “Montecito” de Avelino Flores- otro de los baluartes desaparecido el año pasado-, siguió con “El Ceibalito”,  “Viejo Caá Catí” y “Departamento Tropa”. También se dio el lugar para presentar  dos temas inéditos: “Sagua´á”  -salvaje en guaraní-, de su autoría y “Como Camalote” de sus amigos Gorgoza y Ledesma.  Terminó bien arriba con un  popurrí de temas tarragoseros.

diego

La  propuesta en la que se basó  fue “bastante dinámica para que haya un vaivén de emociones”, señaló en  charla con este medio.  La banda que lo acompañó se salió de la formación tradicional y aunque incorporó batería, percusión, bajo, teclado, sonaron con una potencia respetuosa del chamamé.

Indagando sobre el  repertorio elegido expresó que lo hizo pensando en el poco el tiempo que tuvo arriba del escenario y la cantidad extraordinaria de temas que hay para interpretar. Al respecto sostuvo: “Armar la selección de temas siempre se complica, generalmente elijo yo. El público de los festivales del interior se vuelve para mí un  termómetro durante el año. Pruebo temas nuevos, veo cual es la reacción de la gente”.

Durante la noche presentó dos temas inéditos, uno de su autoría. En su veta de compositor señaló que escribe hace unos años, y es una tarea comprometida con uno mismo, ya que lleva un proceso de generación y reconocimiento  de un estilo propio. En ese sentido, afirmó: “Si uno compone es porque le nace, pero yo en particular sentí la necesidad de decir algunas cosas que con otras canciones no podía hacerlo. Necesitaba expresar lo que me nacía de adentro”. “Pero ahora ya llegó el tiempo en que Diego Gutiérrez presente sus temas”,  sentenció el cantante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *